Jose María Casero, Ángel Gutierrez y Lola Luna en reunión hoy, 29 de septiembre, con Nicolás Rodríguez, Diputado de la Asamblea de Madrid, hablando de la necesidad imperiosa de regular los horarios comerciales en la Comunidad de Madrid.
 
UGT aboga por la derogación de la Ley 2/2012 de 12 de junio de dinamización de la actividad comercial en la Comunidad de Madrid que permite la apertura de comercios los 365 días las 24 horas.
 
UGT dice NO a la libertad horaria porqué:

 

 

 
– NO crea Empleo.
– Destruye el empleo de Calidad.
– Fomenta el contrato parcial.
– Imposibilita la conciliación de la vida Familiar y laboral.
– Desregula los horarios laborales de los trabajadores/as.
– Destruye el tejido comercial tradicional.

 

Los datos de la Encuesta Trimestral de Coste laboral, correspondientes al segundo trimestre de 2016, ratifican que los salarios siguen prácticamente congelados, a pesar de que desde 2014 se registran aumentos de la producción, de las ventas de las empresas y de sus beneficios. La crisis ha pasado para la mayoría de las empresas, pero no para los trabajadores, que ven como éstas pagan 10,7 euros menos por cada trabajador que en 2011 y cotizan un 0,5% menos que hace un año por cada empleado, mientras que las bonificaciones o subvenciones han subido un 5,8%. Se está produciendo una devaluación salarial, una devaluación del empleo, del modelo productivo y de nuestro modelo social en su conjunto. Este modelo está agotado y es incompatible con el crecimiento económico, por lo que UGT va a reclamar en las negociaciones con las organizaciones empresariales aumentos salariales que supongan el aumento del poder adquisitivo de los salarios, el reparto justo de los beneficios y el impulso definitivo al crecimiento económico en nuestro país.

Los datos de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del segundo trimestre de 2016 ratifican que los salarios siguen prácticamente congelados, a pesar de que estamos en una fase expansiva desde 2014 que registra aumentos de la producción, de las ventas de las empresas y de sus beneficios. La crisis pasó hace años para la mayoría de las empresas, pero continúa instalada en los hogares de los más de 15 millones de asalariados, que están viendo cómo aumenta la precariedad de su empleo y cómo sus salarios siguen sin crecer, después de sufrir una fortísima caída en los años anteriores.

El coste laboral mensual cayó un 0,1% respecto al existente hace un año. Es decir, ahora las empresas pagan menos por cada trabajador que antes. En realidad, pagan menos ahora que en 2011: cada trabajador le cuesta ahora 10,7 euros menos al mes que hace cinco años. 

Por su parte, los costes estrictamente salariales aumentaron tan solo una décima en el segundo trimestre respecto al mismo trimestre del año anterior, y son solo 4,2 euros más altos que en 2011, lo que supone que han crecido el equivalente a 80 céntimos AL AÑO. Es decir, los salarios están congelados. 

Eso es lo que se llama devaluación salarial, que no es sino una devaluación del empleo, cada vez más precario y de peor calidad; una devaluación de nuestro modelo productivo, cada vez más escorado hacia un modelo competitivo basado en producciones de bajo valor añadido y empleos de mala calidad; y una devaluación de nuestro modelo social, que no genera ingresos suficientes para dotar las políticas públicas que requieren los ciudadanos y que caracterizan un Estado avanzado económica y socialmente. Este es un modelo de crecimiento agotado, incompatible con el desarrollo económico que debería exigírsele a la cuarta potencia europea. Por eso España está a la cabeza de Europa en niveles de pobreza, desigualdad y exclusión social.

Mientras, las empresas cada vez aportan menos a la Seguridad Social, debido a las ineficaces tarifas planas y reducciones de cotizaciones de todo tipo de las que se benefician, que no están sirviendo para crear empleo estable y duradero, pero que están contribuyendo a aumentar el agujero presupuestario de la Seguridad Social. En el segundo trimestre de 2016, mientras el empleo asalariado crece el 2,9% (datos de la EPA), las cotizaciones obligatorias que pagan las empresas por cada trabajador han caído el 0,5 respecto de hace un año, y las bonificaciones y subvenciones a la contratación que perciben han aumentado un 5,8% en el mismo período, y un 40% en los últimos dos años, reduciendo por esta vía indirecta sus costes laborales.

En definitiva, se está produciendo un flagrante trasvase de rentas de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país a las empresas. La devaluación salarial tiene que terminar, porque está lastrando el crecimiento económico, la creación de empleo de calidad y la mejora de la calidad de vida de la mayoría de la población, que es la clase trabajadora. A los trabajadores y a las trabajadoras de nuestro país de nada les sirve que crezca el PIB si eso no se traduce en una mejora de sus rentas familiares, de sus capacidades para consumir y para ahorrar; en definitiva, si no mejora su calidad de vida y sus expectativas de vida. Y eso es lo que está pasando en la actualidad.

Por eso los sindicatos vamos a reclamar en la negociación colectiva de 2017 aumentos salariales que supongan nítidas ganancias de poder de compra para los trabajadores y las trabajadoras, recuperando el poder adquisitivo perdido durante los años de crisis y situando el reparto de los beneficios del crecimiento actual en un nivel más justo, que repercuta favorablemente sobre todos: sobre las empresas, permitiendo que ganen competitividad y obtengan beneficios que puedan dedicarse a elevar la inversión productiva generadora de empleos de calidad; al sector público, obteniendo más ingresos para que pueda reducir el déficit y dotar adecuadamente las políticas que sostienen el estado de bienestar; y a los trabajadores y trabajadoras, mejorando su capacidad económica para que puedan prosperar y salir definitivamente del pozo en el que les ha sumido la crisis económica y las nefastas políticas de austeridad extrema aplicadas desde 2010.

Coste laboral y coste salarial brutos, en euros

Segundo trimestre de cada año

 

 

 

Fuente: ETCL, INE.

 

 

 

 

UGT denuncia que han aumentado las muertes por infarto o derrames cerebrales consideradas como accidentes de trabajo desde el año 2008, alcanzando su máximo nivel en el primer semestre de este año. Así del total de trabajadores fallecidos (226) durante la jornada laboral, en este periodo, 116 de ellos fueron a causa de estas patologías, lo que supone el 51,33% del total. Patologías que se vinculan a los riesgos psicosociales, como el estrés. Riesgos a su vez que se acentúan por un mercado laboral cada vez más inestable, precario e inseguro.

Aunque se han conseguido reducir los accidentes mortales provocados por los riesgos tradicionales (que tienen que ver con la seguridad, la higiene y los ergonómicos) han aumentado los accidentes mortales por infartos o derrames cerebrales, patologías no traumáticas que se relacionan con los riesgos psicosociales, como el estrés.

Antes de la crisis, este tipo muertes en el trabajo se situaban en torno al 29% del total de accidentes mortales, pero a partir del 2008 los accidentes mortales debido a este tipo de patologías comienza una tendencia ascendente, que culmina en el primer semestre de este año. Así, en 2013 llegan a representar el 48% del total de accidentes mortales, y aunque bajan un poco en 2014 y 2015 (representando un 43% en este último año, esto es de los 515 trabajadores que fallecieron, 223 fueron por este tipo de patología) vuelven a subir considerablemente en este primer semestre del año, superando ya el 51%.

UGT vincula las muertes en el trabajo provocadas por este tipo de patologías a los riesgos psicosociales, como el estrés, cuyo caldo de cultivo es un mercado laboral cada vez más inestable, precario e inseguro.

Según nos muestran las sucesivas Encuestas Europeas de Condiciones de Trabajo, un gran volumen de trabajo y/o estar sometido a mucha presión, es algo muy común entre la población trabajadora europea. La falta de control sobre el trabajo y el escaso apoyo social también son comunes, y las mujeres trabajan más a tiempo parcial que los hombres. Más de la mitad de los trabajadores europeos informan de que el estrés es común en su lugar de trabajo.

Las investigaciones recopiladas por la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo muestran que los riesgos psicosociales son la causa de entre un 50 y un 60% de todas las jornadas de trabajo perdidas, y se estima que los trastornos de salud mental costarán a la UE 240.000 millones de euros al año (AESST, 2015. Citado en 20 Años de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Análisis multidisciplinar de la implantación de la LPRL a lo largo de estos 20 años Capítulo 2. UGT-CEC).

Tabla 1

 Tabla 2                   

 

La pasada semana, tuvo lugar en Turín, Italia, el primer seminario de la Academia de Jóvenes Sindicalistas, organizada conjuntamente por el Centro de Formación Internacional de la OIT y la Confederación Europea de Sindicatos.

En este encuentro, destinado a apoyar a los sindicatos en sus iniciativas para aumentar la conciencia de los jóvenes en relación a sus derechos en el trabajo, han participado más de treinta sindicalistas de diecinueve países europeos.

El seminario consistió en el trabajo conjunto sobre diferentes módulos vinculados a la situación de los jóvenes trabajadores/as y de los jóvenes sindicalistas y su actividad. Los módulos trabajados fueron los siguientes:

  1. Jóvenes y trabajo.
  2. Tipos de contratación.
  3. Seguridad social.
  4. Condiciones de empleo.
  5. Seguridad y Salud en el trabajo.
  6. Actividad sindical en el puesto de trabajo.
  7. Normativa y políticas europeas vinculadas al empleo de los jóvenes.

Desde FeSMC-UGT hemos aportado nuestra perspectiva sobre las dificultades de los jóvenes en el mercado laboral español, señalando principalmente las altas tasas de desempleo y la precarización de las condiciones de los jóvenes trabajadores. La postura de FeSMC ha sido la de dejar claro que el trabajo de los jóvenes no puede ser un factor de precarización del empleo, y que desde las fuerzas sindicales debemos luchar contra la parcialización, la temporalidad, la reducción salarial y demás características precarias del empleo actual.

Por último, desde FeSMC-UGT valoramos muy positivamente este tipo de actividades que sirven para ayudar a los jóvenes trabajadores a identificar su rol para contribuir, promover y mantener puestos de trabajo productivos y justos en el marco socioeconómico europeo.

UGT MADRID ha cerrado el balance del pasado ejercicio de las acciones formativas dirigidas a los trabajadores y trabajadoras de la Comunidad de Madrid.

Durante ese periodo, que ha finalizado en el mes de junio y que ahora se evalúa, UGT Madrid, a través de MASERCISA, ha dado formación a un total de 2.290 trabajadores y trabajadoras de la Comunidad Autónoma.

El sindicato ha ejecutado la planificación de formación teniendo en consideración la situación laboral y las especiales circunstancias de colectivos con mayores dificultades de empleabilidad.

Como en ejercicios anteriores los Planes de Formación desarrollados por Masercisa han estado dirigidos a lograr el objetivo de proporcionar formación y cualificación profesional a los trabajadores en paro, para incrementar las posibilidades de obtener un puesto de trabajo.

También, respecto a los trabajadores ocupados, UGT se ha marcado como objetivos la mejora de las competencias y cualificaciones, mediante la actualización y especialización profesional.

Además, en los distintos sectores o ramas de actividad en que el trabajador o la trabajadora presta sus servicios y haciendo hincapié además en la recualificación profesional para quienes su sector de actividad profesional se encuentra actualmente en crisis.

Hay que señalar que el 24% de la formación realizada corresponde a iniciativas privadas, y el 76% restante a la ejecución de Programas de Formación de la Comunidad de Madrid.

Formación Privada

Es importante destacar que también se ha gestionado formación bonificada de distintas empresas, con un volumen de 107 cursos o acciones formativas,  para 560 alumnos y alumnas que han recibido 3.096 horas de formación.

Programas de Formación de la Comunidad de Madrid

En el último ejercicio que ahora se ha evaluado, se han impartido un total  136 acciones formativas o cursos para un total de 1.730 alumnos y alumnas  recibiendo 13.054 horas de formación.

Todas las acciones formativas han sido presenciales y más del 90 % de los alumnos y alumnas que iniciaron alguna acción formativa, la finalizaron.

Las principales áreas formativas de cualificación impartidas han sido de Informática, Administración y Gestión, Comercial, Idiomas, Habilidades y Prevención de Riesgos Laborales y teniendo también en cuanta las necesidades de formación de los distintos sectores de sistema productivo de la Comunidad de Madrid, entre otros, el transportes, la educación y la hostelería.

En el ámbito de los certificados de profesionalidad para personas desempleadas, las áreas impartidas han sido fundamentalmente de Informática avanzada, imagen y sonido, área medioambiental, docencia y los servicios sociosanitarios.

Entrando en más detalles sobre la formación realizada, aportamos los siguientes indicadores y resultados:

Las personas desempleadas formadas han sido un 36%, en los planes dirigidos preferentemente a trabajadores ocupados, cercano al 40% permitido por la normativa. En el caso de los planes dirigidos prioritariamente a personas desempleadas, el porcentaje es el 99,76%.

Han participado 1.050 mujeres, lo que representa el 60 % de los participantes totales del plan y las personas mayores de 45 años ha sido el grupo más numeroso, representando el 33,5%

La formación impartida mayoritariamente ha sido para personas con baja cualificación. Un total de 1.026, lo que representa el 60% del alumnado formado. Es especialmente significativo en los programas dirigidos a personas desempleadas donde este colectivo representa el 81,17%. El 27,5 % han sido trabajadores y trabajadoras de PYMES.

MASERCISA, Empresa Excelente

Durante el año 2015 MASERCISA ha renovado el seguimiento anual de  la marca y licencia de uso de Madrid Excelente. Continuando con una puntuación superior a 400 puntos en el módulo de excelencia.

Madrid Excelente reconoce a las empresas que apuestan por la innovación y la mejora constante, la responsabilidad social, la satisfacción de las personas y la contribución activa al desarrollo económico y social de la región.

 

UGT convoca una concentración frente a la Asamblea de Madrid el próximo 14 de Julio de 11:00  a 13:00  horas.

 

 

 

UGT solicita la derogación de la Ley 2/2012 de 12 de junio de dinamización de la actividad comercial en la Comunidad de Madrid que permite la apertura de comercios los 365 días las 24 horas

 

UGT dice NO porqué 

 

 
    • NO crea Empleo.
 
    • Destruye el empleo de Calidad.
 
    • Fomenta el contrato parcial.
 
    • Imposibilita la conciliación de la vida Familiar y laboral.
 
    • Desregula los horarios laborales de los trabajadores/as.
 
  • Destruye el tejido comercial tradicional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social referidos al pasado mes de junio de 2016 y ofrecidos hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social nos indican que, en la Comunidad de Madrid, al ser dependiente del Sector Servicios (fundamentalmente hostelería y turismo), el descenso del paro registrado tiene un componente claramente estacional. Es decir, llega el empleo de temporada y, por tanto, la contratación a tiempo parcial y temporal.

 

En la Comunidad de  Madrid, hay 425.540 personas registradas en las oficinas de empleo, son 11.826 menos que en mayo de 2016. Para UGT Madrid estas personas necesitan empleo o cobertura económica para seguir buscándolo y poder encontrarlo.

 

Además, sigue aumentando la brecha de género, porque la reducción del paro siempre afecta menos a las mujeres, en una tendencia que va creciendo de mes en mes. Los hombres inscritos el los servicios públicos de empleo son 187.823 (44,13%) y las mujeres son 237.717 (55,86%).

 

La segregación de acceso al empleo por edad también es una constante, ya que se reduce un 9% el desempleo en menores de 25 años y el 2% en mayores de 25 años. Esto significa que el comercio y la hostelería buscan un perfil de personas jóvenes para ser contratadas.

 

A UGT Madrid nos preocupa el aumento constante del número de personas sin prestación por desempleo y sin cobertura que son más de la mitad de todos los desempleados y desempleadas. En mayo de 2016 había en nuestra Comunidad un total de 241.059 personas desempleadas sin prestación, (55,12%).  De mayo de 2015 a mayo de 2016 se ha producido un incremento de  2,77 puntos porcentuales (p.p.). En la comparativa con el resto del Estado (50,25%), la Comunidad de Madrid (55,12%) mantiene una diferencia de 4,87 p.p. Solamente el 45% de las personas desempleadas tienes protección por desempleo. Así es muy difícil mantener las necesidades básicas de una familia (comida y vestuario),  hacer frente a un alquiler o pagar las facturas de luz y agua.

 

UGT PREOCUPADA POR LA PRECARIEDAD DEL EMPLEO

 

El diagnóstico que hacemos del mercado laboral de nuestra Comunidad es el siguiente:

 

Aumenta la contratación temporal, que se sitúa en el mes de junio de 2016 en el 85,38%, frente a la contratación indefinida que está en el 14,62%. Esta situación de desequilibrio se viene incrementando mes a mes.

 

Hay una reducción interanual en los contratos realizados, respecto al año pasado. La variación absoluta anual de contratos es la siguiente: en junio de 2015 eran 30.010 contratos y en junio de 2016 son 5.800 menos, alcanzando los 24.203.

Sobre la duración de estos contratos: el 23% son contratos inferiores a 6 días y el 32% son inferiores a 1 mes.

 

Además, cuando se habla de contratos indefinidos de apoyo a emprendedores, que se pusieron en marcha a raíz de la reforma laboral de 2012, hay que resaltar que apenas llegan a rebasar el año de duración. Desde UGT exigimos la supresión de este tipo de contratos porque lo único que se consigue es fomentar la “precariedad” del mercado laboral, al consentir que haya un periodo de prueba durante un año sin que existan indemnizaciones a la hora de darlo por concluido. Actualmente el 15% de los contratos indefinidos corresponden a este tipo de contratos.

 

Hay que indicar que 4 de cada 10 contratos son a tiempo parcial. Sigue aumentando la contratación a tiempo parcial y en nuestra Comunidad supone el 42% de todos los contratos. De este tipo de contratos, el 60% son trabajadores y trabajadoras que preferirían hacerlo a tiempo completo. Es lo que conocemos como parcialidad involuntaria, que significa que se acepta cualquier trabajo porque no hay otra alternativa.

 

Casi un tercio de los desempleados llevan más de un año en paro, sin ningún contrato.

 

Desde UGT Madrid proponemos, entre otras, las siguientes medidas para crear empleo:

 

. Creación de un “puente a la jubilación” para los parados de larga duración mayores de 55 años, uno de los colectivos de más difícil reinserción en el mercado de trabajo, para que puedan jubilarse con dignidad.

. Recuperar el contrato de relevo, por el que se sustituye a los trabajadores próximos a la jubilación por otros más jóvenes.

. Por si solos, los incentivos a la contratación no generan empleo, ya que no se ha puesto en marcha en Madrid la Estrategia por el Empleo y se ha reducido el desempleo de todas formas.

Se deberían dedicar parte de los fondos recaudados por el fraude fiscal a políticas activas de empleo que son las que se han demostrado ser efectivas para la reducción del desempleo.

. Con el volumen de horas extraordinarias que se realizan en la Comunidad de Madrid (23,1 millones en 2015) se podrían crear más de 12.000 puestos de trabajo a tiempo completo, según estimaciones de UGT Madrid.

En resumen, se está haciendo crónica la precariedad, a pesar de la reducción del paro. Desde UGT Madrid, reclamamos ayudas para las personas sin prestación por desempleo o, por el contrario, la Comunidad de Madrid seguirá incrementando los  niveles de pobreza de su población.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN

ISABEL VILABELLA,

SECRETARIA DE RELACIONES LABORALES Y FORMACIÓN

 

DE UGT MADRID

Un total de 50 entidades han enviado hoy una carta a la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y al Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso Aranegui, para solicitar que rechacen los criterios de identificación de contaminantes hormonales propuestos por la Comisión Europea el pasado 15 de junio.

La propuesta de la Comisión exige que exista “una amplia evidencia de efectos adversos relevantes para la salud humana como consecuencia de un modo de acción endocrino” para que una sustancia sea identificada como contaminante hormonal. Este nivel de demostración, sin precedentes para otras sustancias, implicará que humanos y medio ambiente se vean dañados antes de que se tomen medidas.

La Comisión, extralimitándose en sus funciones, también propone modificar el Reglamento de plaguicidas, introduciendo modificaciones que derivarán en una exposición continuada e incontrolada a estas preocupantes sustancias químicas.

El próximo miércoles 22 de junio, durante el Comité de Biocidas y el Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos será la primera ocasión para que los representantes españoles muestren su oposición a estos criterios de identificación. En la carta enviada a los ministros, las organizaciones piden que modifiquen la propuesta de la Comisión y continúen la línea seguida por España junto a otros países europeos y las sociedades científicas hasta ahora: utilizar los criterios de definición de la Organización Mundial de la Salud, con categorías basadas en la fortaleza de la evidencia existente (1).

Los contaminantes hormonales son sustancias químicas sintéticas capaces de alterar el  funcionamiento normal del sistema hormonal de humanos y animales. Numerosos estudios (2) vinculan su exposición con graves problemas de salud, que incluyen infertilidad, diabetes, obesidad, cáncer hormono-dependiente y alteraciones neurológicas. Un estudio de La Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (HEAL) cifra el coste económico anual de atención a las enfermedades derivadas de la exposición a estos tóxicos entre 157.000 y 288.000 millones de Euros (3)

Se cumplen cinco años de la adopción del Convenio de la OIT sobre trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos.

Hasta el momento ha sido ratificado por 22 países, 6 de ellos miembros de la UE, pero el Gobierno español se ha negado reiteradamente a iniciar los trámites para la ratificación de un instrumento internacional que obligaría a avanzar en la progresiva equiparación de derechos entre los trabajadores del hogar -fundamentalmente mujeres y extranjeras- y el resto de trabajadores.

UGT exige la ratificación de un convenio que ayudaría a aumentar la protección en un sector altamente precarizado, feminizado y empobrecido -en 2014 casi la mitad de los empleados ganaron por debajo del SMI con la consiguiente merma en las futuras pensiones- . El sindicato urge además a la adopción de medios eficaces por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para controlar las condiciones de trabajo, así como la convocatoria de la mesa tripartita para abordar un sistema específico de protección por desempleo, la inclusión del empleo doméstico en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales o la eliminación del desistimiento como causa de extinción del contrato.

El día 16 de junio se cumplen cinco años de la adopción del Convenio de la OIT sobre trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos; hasta el momento 22 países lo han ratificado, entre ellos 6 estados miembros de la Unión Europea. Sin embargo, el Gobierno español se ha negado reiteradamente a iniciar los trámites para la ratificación de un instrumento internacional que obligaría a avanzar en la progresiva equiparación de derechos entre las trabajadoras del hogar, pues son fundamentalmente mujeres y extranjeras, y el resto de trabajadores.

Con motivo de este día UGT ha elaborado un informe en el que destaca la precariedad de esta actividad, agravada, como todas por la crisis. Pese a la falta de reconocimiento laboral y social se ha utilizado este empleo para cubrir necesidades sociales que deberían ser proporcionadas por las administraciones.

El empleo doméstico es en los tiempos de crisis económica y desempleo, un sector refugio para las mujeres. En el año 2008, el 3´2% del total de mujeres afiliadas a la seguridad social, lo estaban al régimen especial de empleados de hogar. En el año 2015, el porcentaje se ha elevado al 5%. En el caso de las mujeres extranjeras, la afiliación al sistema especial de empleados de hogar supone en 2015, el 25% de la afiliación total de mujeres extranjeras

En el año 2014, el 46´5% de los ocupados en el empleo doméstico, ganaban menos de 638 euros al mes. Es la actividad con mayor porcentaje de sus trabajadores en este intervalo de salario

En el año 2014 una empleada de hogar a tiempo completo percibe el 45´9% del salario medio a tiempo completo general.

La precariedad se proyecta al futuro: la pensión de jubilación media en el año 2015 de una empleada de hogar, es un 49% inferior a la pensión media. El desempleo, la situación de crisis alarga la vida laboral de las personas empleadas en los hogares: en el año 2003 solo había 200 personas mayores de 65 afiliadas en esta actividad; en el año 2014 son 6.500.

Según los datos de Eurostat, en el año 2015, el trabajo doméstico en España, representaba el 28´1% del total del trabajo doméstico en toda la Unión Europea y el 3´4% del total de empleos en España. Esta relación es inversamente proporcional al volumen del empleo en actividades de servicios sociales sin alojamiento y asistencia en establecimientos residenciales. En España, la carencia de cobertura de necesidades a través de servicios sociales y establecimientos residenciales, se solventa con trabajo doméstico, en contraposición a lo que sucede en otros países.

El empobrecimiento de las familias, la parte empleadora, lleva a una reducción del gasto por hogar en trabajo doméstico: el año 2011  suponía el 1´18% sobre el total de gasto del hogar, reduciéndose a partir de ese año hasta llegar al 0´9% en el 2014. Sin embargo desde la nueva regulación ha aumentado el gasto en la seguridad social de personal doméstico.

UGT exige:

  • Que el Gobierno inicie el proceso de ratificación del Convenio 189 de la OIT
  • La adopción de medios eficaces por parte de la Inspección de trabajo y Seguridad Social para controlar condiciones de trabajo y que la cotización del empleador no recae en el salario de la trabajadora
  • Que esta relación laboral no se utilice por parte de las Administraciones para sustituir servicios que deben ser prestados por las mismas

La convocatoria inmediata de la mesa tripartita comprometida y nunca hecha efectiva por negativa del Gobierno para abordar:

  • Un sistema específico de protección por desempleo
  • La inclusión del empleo doméstico en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales
  • La eliminación del desistimiento como causa de extinción del contrato 
Claim betting bonus with GBETTING